Porque el timo sigue siendo un ilustre desconocido. Un ilustre e importante desconocido de él sabemos que su función es primordial para el sistema inmune o de defensas y que sus células están emparentadas con las del corazón.

Sin embargo, como todo sistema de nuestro cuerpo también puede estar sometido a desequilibrios.

De tal forma que cuando funciona con menor capacidad de la normal aparecen las enfermedades.

Otro tipo de enfermedades de nuestro sistema inmunológico son las autoinmunes, que son aquellas dónde nuestro “ejército interno” se enloquece y termina atacando a tejidos normales de nuestro cuerpo.

Algunas enfermedades autoinmunes son la esclerosis múltiple, la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, el lupus,vitíligo etc.

Es importante insisitir en la realción detectada entre el aumento del estrés y los picos de ataque de estas enfermedades.

El “general” que dirige este sistema defensivo es la glándula Timo, esta glándula está fuertemente influida por los estados emocionales.Una intensa carga emocional negativa puede hacer que disminuya su capacidad hasta en un 50%. El timo crece cuando estamos alegres y encoge cuando estamos estresados y aún más cuando nos enfermamos. 


Aunque encogiéndose después de la infancia, él sigue siendo activo; es uno de los pilares de nuestro sistema inmunológico.



Los Pensamientos negativos tienen más poder sobre él que los virus y bacterias. En compensación, pensamientos positivos consiguen activar todos sus “poderes”.

Publicado por Mariano Giacobone. 

Publicado: 10 de Noviembre de 2017